Crónica del juego del vacío

El Maestro de Go, obra que según dicen fue la preferida de su autor, Yasunari Kawabata, tiene raíces en hechos reales. ¿Es esta una crónica o algo más? Tiene apariencia de crónica de los seis meses del último torneo del gran Maestro de Go, Honnimbo Shusai, en el que el autor fue reportero para un periódico haciendo sesenta y cuatro entregas de los avances de la competencia, y acompañando de cerca con cuidadosa observación, no solo los movimientos en el tablero de juego, sino las corrientes cambiantes al interior del alma de los dos jugadores.

Anuncio publicitario

Zorba y la cuestión interminable, la mujer

"Yo, Zorba, y la cuestión interminable, la mujer", le escribe el viejo Alexis al narrador casi al final del libro. Como resumiendo la esencia de sus andanzas, la mujer y la muerte son como dos corrientes de aire sobre la playa cretense, corriendo de aquí para allá, interminables, insondables, imposibles de definir, sobre el terreno…

La sustancia humana de las andanzas de Zorba el griego

Mis andanzas por la sustancia humana de Zorba el griego fueron como reavivar la llama del fuego extinguiéndose en la chimenea. O mejor decir que tuvieron el carácter de un encuentro con la fascinación de lo intrépido de la mente de un singular hombre envejeciendo, que no consigue conciliar el avance de un cuerpo viejo con el alma de un niño curioso y pleno de ganas de vivir.